"La vida no se trata de esperar a que pase la tormenta. Se trata de aprender a bailar en la lluvia " (Vivian Greene)

lunes, 11 de abril de 2011

¿Sabías qué...? La diuresis del alcohol


Desde aquí creo que no es necesario explicar a nadie qué es el alcohol, sus efectos ni tan siquiera sus consecuencias. Todo el mundo sabe que es un depresor del sistema nervioso central aunque produce inicialmente una aparente estimulación  (medicina pura y dura: efecto producido por el comienzo de inhibición de la formación reticular que controla la actividad cortical asociativa) con gran contenido calórico. Tampoco extrañará que diga que puede producir importantes miocardiopatías, alteración en metabolismo de la glucosa, teratogenicidad (malformaciones) fetal, o que esté asociado a varios tipos de cáncer como es faringe, mama, esófago y cómo no, hígado, en bebedores crónicos, aunque sí puede resultar curioso contar que puede producir una feminización del varón que incluye impotencia, atrofia testicular e incluso ginecomastia (crecimiento de las mamas en varones) debido a que destruye la testosterona.



Dejando todo esto atrás, toca centrarse en el tema de hoy. Seguro que vosotros mismos lo habéis experimentado, o sino lo habreis visto en cualquier consumidor de alcohol por ejemplo en un sábado nocturno de botellón (no necesariamente). ¿Por qué meas tanto cuando bebes alcohol? ¿Por qué estás continuamente buscando un lugar porque no puedes aguantar cada tan poco tiempo? Pues como todo en nuestro querido cuerpo humano, tiene explicación. Pero para ello, primero tenemos que explicar, como siempre, un par de cosillas, que son bastante complicadas de entender para una persona fuera de la materia, pero intentaremos que todo el mundo lo comprenda.

Existen muchas hormonas en nuestro cuerpo, y entre ellas se encuentra la hormona antidiurética, vasopresina o ADH producida en el hipotálamo, acumulada en la hipósfisis y secretada cuando se la requiere.

Su función es reabsorber agua de los túbulos del riñón, y como consecuencia orinar menor cantidad pero más oscura (hiperosmótica).

La osmolaridad es una medida de concentración de sustancias en una disolución. Para ponerlo sencillo, llenas un vaso de agua y vas echando azúcar. Cuanta más azúcar eches, más osmolaridad  tendrá porque mayor será la concentración de sustancia que hay en una disolución, en este caso agua. Pues bien, aplicadlo igual en la sangre, la cual contiene multitud de cosas, aparte de H2O.

1. Por tanto, cuando hay una salida masiva de sangre arterial (oh, gran hemorragia!) se activa, para retener mucha agua y aumentar el volumen circulante para que el corazón, entre otras cosas no falle.
2. También, cuando ve que la osmolaridad de la sangre aumenta, recoge sangre para que disminuya (si a ese vaso de azúcar le echamos más agua, disminuirá la osmolaridad).



Pues bien, después de comentar todo este peñazo, toca mear, explicar el por qué de la situación alcohólica.

La secreción de ADH puede alterarse por diversas causas, más o menos graves (tumores, tuberculosis...), pero otras, denominadas yatrogénicas, son las provocadas por alguna actuación desde fuera. Podemos decir que los fármacos con litio en los maníaco depresivos lo produce, pero también el ALCOHOL.

El alcohol inhibe esta hormona, lo que provoca que no haya una reabsorción de agua en riñón, y todo lo que éste filtra (que es mucho) se vaya directo a la salida a través del esfínter provocando una gran deshidratación, la cual es causa llamativa de la resaca. Esto, unido a la gran ingesta de bebida (contenido líquido) que se ingiere en los botellones (por eso comento que no es necesario, porque una cerveza también es alcohol) hace que tengas que estar continuamente yendo al baño (o desgraciadamente a cualquier esquina) para saciar principalmente tu falta de ADH.


Por cierto, hoy han publicado lo siguiente: Alcohol causa 6.5 % de muertes por cáncer.

8 comentarios:

PUMUKIS dijo...

esta era una gran curiosidad de esas que siempre te preguntas porque cojones pasa?? y lo que mola cuando lo explicas poruqe seguro que lo busco y no pillo nada... chico haces las cosas muy faciles! gracias por la aclaracion!!

JOTAGE2 dijo...

Pues es una cosa que siempre me pregunté pues ahora ya lo sé. Incluso hace poco tiempo que estando en familia y tal nos preguntabamos eso, ya verás la próxima vez les voy a dejar con la boca abierta cuando se lo explique a todos, jajajaja.

en las nubes dijo...

Muy interesante si señor!!!
Da gusto 'estudiar' contigo ;D

MDoc dijo...

Me alegro mucho de haberos aclarado las dudas...bueno y a mi mismo, que siempre me ha resultado curioso. Yo creo que es una curiosidad que tiene prácticamente toda la sociedad jaja.

JOTAGE, vas a quedar como un general!! Te harán la ola! :PP

A. dijo...

Joer, MDoc,... que curios esto! La verdad es que cada día me gusta más esta sección!
La verdad es que es algo que también me había preguntado yo muchas veces y así me me ha quedado claríiiisimo!

Muchas gracias

Besotes

Irene Warman dijo...

Super interesante, yo siempre es algo que me había preguntado, y chas!, la ADH tenía la culpa ...! Jajaja

JOTAGE2 dijo...

Ya ves me harán la ola y saldré por la puerta grande jajaja ;P

Francisco Javier Leiva Calderon dijo...

Una duda, la causa de que la cerveza, provoque una frecuencia en el deseo de orinar sea mayor a las de otras bebidas alcoholicas con graduacion superior, por ejemplo, gin, vodka etc, es dehbido solo al hecho de que, normalmente bebemos mas, es decir facilmente uno bebe dos litros de cerveza...mientras que de gin o vodka solo un par de vasos, o hay alguna otra explicacion, lo digo por que si es por el efecto del alcohol sobre la ADH, mientras mayor sea la concentracion de este, mayor deberia ser la inhibicion un vaso de vodka siemrpe tendra mas alcohol que un vaso de cerveza promedio

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...