"La vida no se trata de esperar a que pase la tormenta. Se trata de aprender a bailar en la lluvia " (Vivian Greene)

viernes, 2 de marzo de 2012

Porcentajes

Ni mi casa ni los hospitales a los que normalmente nos derivan para hacer las prácticas estás lejos de la facultad. Sin embargo, siempre que no estoy acompañado y puedo, voy con la música enchufada a mis oídos. Me gusta desconectar del mundo, escuchar más la música almacenada que la radio en ese momento y alguna que otra vez pensar que estoy en un video clip donde yo soy el protagonista y la imagen hace movimientos corales con la música que estoy escuchando. Para no aburrirme - es lo que digo yo.

Pero hay momentos en los que no me apetece desconectar del mundo sino formar parte de él. Rechazo la música inmediatamente, sin ni siquiera sacar el aparatito del bolsillo interior de la chaqueta para volver a escuchar todo lo que me rodea: el sonido del tráfico, el cuchicheo de la gente, el roce de mi cremallera de la chaqueta con el pantalón, la risa de un niño, el peso de mis pies. Y observo, observo mucho que es algo que me gusta, y que probablemente por deformación profesional, sea algo que realizamos con mucha mayor frecuencia de lo que hacíamos antes. Algo en lo que me fijo es en las personas. Observarlas a cada una dejando volar mi imaginación sobre lo que estarán pensado, o estando cerca de un hospital, lo que podrían estar soportando. Y es que hoy ha sido un día de esos en lo que mi mente ha rechazado la música.

Hemos comenzado las consultas con una afirmación del médico que nos había tocado que me ha llamado bastante la atención:

"El 30 % de los pacientes acapara el 70 % de las patologías"

A partir de ahí han comenzado a aparecer pacientes de todo tipo. La mayoría era gente mayor pero también la juventud tenía, más desgraciadamente, su protagonismo. Personas monopatológicas, pero también personas, pacientes cuyos antecedentes médicos y quirúrgicos sobrepasaban con tranquilidad las cinco o seis líneas: leucemia a los 31 años o un carcinoma renal asociados a alteraciones miocárdicas, valvulopatías y/o endocrinológicas, entre otras muchas y sumando, por supuesto, la patología por la que acudían a las consultas. Eran pacientes que requerían una mirada especial, y que con el suspiro del médico al abrir la historia nos hacía tenerlo en cuenta. La mayoría tenían múltiples patologías, y sin embargo prácticamente todas, al menos delante de la mesa, se encontraban felices, porque por ahora, a pesar de esas líneas, seguían ahí delante.

Cuando he salido del hospital, he ido observando a las personas que andaban por donde yo pasaba. Pero fueran con gente o sin ella, las he visto acompañadas. Acompañadas llevando encima de su cabeza un porcentaje, una probabilidad. Muchos de los apuntes que cogemos están plasmados de porcentajes, frecuencias, probabilidades, posibilidades, como si la epidemiología fuera el centro de atención de cualquier patología. Pero no sólo eso, sino que en la vida diaria tenemos multitud de estadísticas allá donde vayamos: encuestas electorales, votaciones en los medios de comunicación, composición de los alimentos, ventas esperadas de un producto. Sin embargo, probablemente, ninguna de estas tenga tanta repercusión.


Una persona siempre portará encima de su cabeza una frecuencia o un porcentaje que lo categorice, que le de una probabilidad: de padecer una enfermedad asintomática, sintomática, en uno u otro grado y más desgraciadamente un porcentaje de mortalidad en el que se incluye todo aquél que desaprece de este mundo. Sabemos que la mayor causa de muerte son las enfermedades cardiovasculares seguido de los tumores, que el 86 % de los pacientes con una insuficiencia cardíaca grado 4 de la NYHA va a fallecer en un año o que la mortalidad hospitalaria en ingresos por IAM son bastante bajos. También sabemos que el tumor de testículo es un tumor poco frecuente representando del 1-2 % de las neoplasias en varones, que el 9 % de las neumonías requieren un ingreso en UCI o que la supervivencia en un cáncer de próstata es del 96 %.

Una de las cosas que más me gustan de mi profesor de neumología es que no da las clases como todos los demás. Existe un escueto powerpoint sobre el que basarse. Todo lo demás lo aporta el razonamiento. Un caso, una experiencia, nuestra opinión, qué hacen los pacientes mal y qué debemos enseñar, por qué esto es así y no de la otra manera... Pero sobre todo me quedo con un razonamiento suyo: esta patología es más frecuente en varones, ancianos, cursa con estas manifestaciones clínicas en los porcentajes que podemos ver y le podemos dar este tratamiento. A veces no funciona. Pero,

"¿y si ese no es mi paciente? ¿Y si no entra dentro de mi frecuencia, de mis porcentajes, de una buena respuesta a ese tratamiento determinado, de lo típico?"

Debemos romper con los porcentajes, con las probabilidades que nos categoricen. Está claro que las estadísticas existen, pero no debemos guiarnos al 100 % por ellas. No debemos, en absoluto, caer en el error de pensar que llevamos un número plasmado encima de nuestra cabeza y que nosotros podemos estar dentro de esas probabilidades nefastas. Porque también podemos estar fuera de ellas. Podemos hablar del 60 % de mortalidad o del 40 % de supervivencia. Es como ver el vaso medio lleno, o medio vacío. En medicina, como bien se dice, ni todo es negro, ni todo es blanco y por supuesto 2 + 2 nunca es 4. ¿Por qué no luchar por cambiar el destino? Una buena prevención, un buen tratamiento, un buen cuidado. No dejarnos guíar por esa tabla de nuestros apuntes, de los libros, de los folletos, porque, quién sabe, podríamos estar delante o llegar a ser "ese otro paciente", aquél que consigue romper con las estadísticas.


La desesperanza está fundada en lo que sabemos, que es nada,
y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo.
Maurice Maeterlinck (1862-1949) Escritor belga.

PD1: Siento mis desapariciones pero esta semana ha sido de locura. Sólo con ver mi lista de cosas pendientes...jaja. Eso sí, mis apuntes siguen ahí bien, gracias. Y llevo un catarrazo encima...xD.

PD2: Estamos de puente y toca triple cumpleaños en una casa de pueblo. Sólo nos han dicho tres cosas:
- Hay que participar.
- Hay que ir en ropa cómoda, preferiblemente chándal.
- El casting ya está hecho.
¡A saber qué se traen entre manos! Espero volver vivo :). Eso sí, antes de irme intentaré pasarme por todos los blogs. Mientras tanto, feliz finde :).

PD3: Ya sabéis que soy un poquito eurofan, así que os comento que mañana sábado echan la gala en tve (no la podre ver =( )para decidir la canción que representará Pastora Soler el próximo mayo. Mi favorita para el evento, así como para Pastora o la mayoría es "Quedate conmigo". Tiene que escucharse hasta el final. Yo ya me estoy imaginando la puesta en escena... Para conocer más aquí.

PD4: En "Hoy suena a" el videoclip oficial de "Cuando suba la marea" de Amaral.

12 comentarios:

Aniña (@vampyevil) dijo...

Llegué a este blog de casualidad, no te puedo decir cada cuanto vendré pero se que te seguiré!
ánimo con todo, y fuerza besitos

Sra. T dijo...

Cariño.. lo has dicho todo. Me quedo con la última frase" La desesperanza está fundada en lo que sabemos, que es nada, y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo"

Buen finde!
Diviertete!!!!!!!!!!!!!!! Ya me cuentas, eh? Cuidatito!! Y disfruta.

A mi también me gusta muchiiisimo esa canción de "Quédate conmigo" ;)

Besicos

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Estoy de acuerdo en que hay que dejar de lado los porcentajes, porque, como muchos profesores nos han dicho, al que le toca es "el 100%". Y es verdad...

Jeje, yo me pongo de ejemplo a mí misma cuando me da por pensar en eso... Las posibilidades de tener una enfermedad rara eran pocas. Las posibilidades de tener una variante rara de la enfermedad eran poquísimas. Las posibilidades de que esa variante tuviera una mutación extraña que hiciera que no respondiera al tratamiento que he llevado un año... eran ya mmm ¿cuántas? jeje Una entre 50 millones?? jeje O más. Bueno, pues me ha tocado.

Así que creo que este tema es muy muy acertado =)

en las nubes dijo...

Bueno ¿qué tal se está de post-exams?
:)Disfruta niño!!!

Muy buen post, como siempre!!!

Besos!!!

Ainara Trigueros dijo...

Yo agradezco a todos los batas blancas que no nos traten como meras estadísticas, porque desgraciadamente hay a muchas que nos toca romper las estadísticas... tanto para bien como para mal.
la mayoría de médicos con pacientes graves saben que no pueden mirar solo la estadística de una enfermedad, sino mirar a los ojos al paciente y tratarle como el que va a superar la estadística, porque nosotros lo notamos y sabemos cuándo apostais por nosotros y cuando "nos dais por perdidos"... Desgraciadamente un día me tocó oir de un paciente a un doctor: "tráteme como si todavia no me hubiese muerto, porque yo pienso seguir viviendo aunque sea un dia mas"

(cómo me gusta tu blog!!)

Dawa dijo...

Me encanta la última frase que has puesto.

A nosotros, una profesora nos decía algo, tú hoy me has recordado con este pos ese algo y por si sirve también te lo dejo por aquí ya que es algo que he ido comprendiendo a lo largo de estos tres(bueno cuatro), años de carrera...

Por muy parecido que sea un caso a otros que hayas tenido, por muy parecidas que sean las circunstancias de una persona y otras, por muy parecidas que sean una persona y otras posteriores (o anteriores)...Nunca Son Iguales, ni las personas, ni sus circunstancias ni sus casos por eso hay que tratarlos a cada uno de manera individualizada y lo que te vale para alguien... no te valdra para otro.

¡Besotes Muy Grandes!.

¡¡Vuelve viiivooo!!.

=^.^=

PUMUKIS dijo...

al final, sacare algun rato para escuchar a amaral...!!!!

lo de desconectar como lo de observar son dos de las cosas mas importantes para mi... hay que saber hacerlas, eso tambien es verdad...

lo de los porcentajes me saca de quicio... pero sí que es verdad que lo usamos asi, somos un porcentaje... yo evaluo dia a dia a base de porcentajes, hablo de porcentajes y soy un porcentaje en mi misma...
lo bueno, es que me rodeo de gente que sabe ver mas alla del porcentaje... aunque me quedo con lo qeu te han comentado por arriba, que una persona es el 100%

pasalo muy bien en el cumpleaños... disfruta, y cuidado con las pruebas, ya nos contaras, a ver si alguna me sirve para el curro!
yo hoy hemos hecho el uno para ganar, y les ha gustado,.... despues hemos hecho guateques, sandwiches y bebida, al estilo cumple de niños... esta bien acabar asi el sabdo...

me piro al benito!!!!!
nos vemos a la vuelta!!!!!!!!!!!!

Lili dijo...

Igual por eso soy tan optimista yo: por la ignorancia (prefiero llamarlo inconsciencia ;P). Está claro que no veo ni una centésima parte de las estadísticas que verás tú, y lo prefiero: lo que tenga que venir, que venga, y mientras tanto me dedico a vivir y a disfrutar :). Un beso enorme, guapo, y ya contarás que tal el finde sorpresa!!!
Feliz semana :)))

Juan Carlos dijo...

Lo malo de los porcentajes es que tapan a las personas que los componen.
A ver ese cumpleaños, no te pase como a mi en el de un amigo en Burgos que me hicieron análisis dos días después y tenía el colesterol por las nubes y no sé porqué si sólo fue un cordero lo que comí...
Salu2

Sra. T dijo...

Espero que hayas pasado buen finde!!

Al final ganó nuestra canción ! ;)

Besotse

MDoc dijo...

@ANIÑA. Muchas gracias. Bienvenida por aquí, y pásate cuando quieras ;).

@SRA. T. Sí, la verdad es que esa frase es más que adecuada. Me gustó un montón.
Siii, el finde genial, y fue una gran noticia que ganara esa canción. Aunque según he leído la gala fue un poco penosa...=S.

@IRENE Y UMPA LUMPA. Sin duda, creo que teníendote a ti como ejemplo, es un tema más que acertado. Pero tengo curiosidad, y quizás algún día lo hayas comentado, ya lo siento, pero ¿a qué corresponde esa probabilidad tan baja?

Me ha gustado mucho la frase de "al que le toca, es el 100%". Así de claro. Un beso!

@EN LAS NUBES. Ufff sin exámenes se está demasiado bien. Pero esto es uno parar, ¿eh?. Madre mía, será que lo estoy aprovechando porque no tengo tiempo ni para sonarme la nariz del resfriado! jajaja
Un besooo!!

@AINARA TRIGUEROS. Gracias por comentar Ainara! =).
La última frase, wow...Que un paciente tenga que decirle eso al médico...Sinceramente hay que pensar en que se pueden romper las estadísticas y que no eres unos más, sino, ese más que va a luchar por hacerlo.
Un beso.

@DAWA. Aquí queda Dawa. Muy buena reflexión y totalmente cierta. No podría añadir nada más =).

He vuelto vivo! Eso sí, mis horas de dormir desaparecieron por completo...hasta 32! Uff...pobres neuronas xD.

Besoo!!!

@PUMUKIS. Está de maravilla acabar así el sábado! Anda que no te lo montas tú bien ni na! :P.
Jajaja sé que puedo ser algo pesadito con algunas cosas, y quizás Amaral ahora sea una de ellas, pero no te sientas obligada, ¿eh?.
Aunque nunca viene mal convencer a alguien para cuando vengan de nuevo de gira...jajajajajaa
Besazo!

@LILI. Totalmente de acuerdo Lili. Mis estadísticas al fin y al cabo son por obligación. Pero también unp oquito por necesidad, porque al fin y al cabo nos tenemos que basar en en algo, y en el fondo, ayuda a seguir creyendo y apostando a veces, por lo imposible.

Mientras tanto, lo mejor es lo tuyo, a vivir la vida, y si tiene que venir algo, que venga.
Un besazo!!

@JUAN CARLOS. Razón en tu primera frase.

Jajaja muy buena anécdota. Yo no sé lo que habrían salido en los análisis pero al menos he llegado vivo. Eso sí, con 32 horas sin dormir, agujetas por unas cuantas gimkanas, y el "salchichonio" si existiera por las nubes. Pero lo bien que me lo pasé no me lo quita nadie.
Un abrazo.

Bloggerstronger dijo...

Yo tb voy a todas partes con la música puesta... lo hago ahora con el iphone, lo hacía antes con el ipod, con el mp3, con el discman y con el walkman... Espero llegar a ese futuro de las pelis, en el que me incrusten un dispositivo musical intenno y así ahorrar en batería...
Un asludo, y te sigo a parti de ahora!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...